Google toma la delantera: Android Wear no es como los demás

Autor: | Posteado en Movil Sin comentarios

Android Wear

En el Google® I/O 2014, Google® ha comprobado que Android® Wear esta muy por delante de sus primordiales rivales. Los estadounidenses han tomado la delantera en el sector, y va a ser complicado quitarles ese puesto.

En el recién terminado Google® I/O 2014, Android® Wear fue una de las enormes estrellas, tal y como varios esperábamos. En dicho evento conseguimos saber mucho mas sobre la plataforma en sí y el papel que va a desempeñar en el futuro roadmap de Google, así como los primeros dispositivos con Android® Wear que llegarán al mercado. Y uniendo toda esas informaciones, la conclusión parece suficiente clara: Google ha tomado la delantera en el comercio de los wearables .

Y ha tomado la delantera, básicamente, porque no ha cometido los mismos errores que sus predecesores. Algo relativamente parecido a lo que el iPhone hizo en su instante en 2007: aportó cosas nuevas al comercio y evitó los errores que el resto de compañías del sector cometían con cada dispositivo que lanzaban a la venta.

Ejemplo de ello es la invisibilidad. La totalidad de wearables que habíamos visto hasta la venida de Android® Wear no eran invisibles; eran dispositivos que nos hacían parecer cyborgs y que, en varias ocasiones, llegaban a resultar incómodos de llevar. Es decir, no pasaban desapercibidos en vuestro dia a dia como un reloj o complemento normal. En cambio, todos los dispositivos que estamos viendo con Android® Wear (especialmente el Motorola® Moto 360) tienen esa invisibilidad como primordial característica. Un Moto 360 puede suceder desapercibido en una reunión, al equivalente que un LG® G Watch –algo que un Pebble (no el Pebble Steel, ojo), por ejemplo, no logra.

Android Wear

Google ha entendido que no deben partir de las mismas premisas y del mismo paradigma que los smartphones

Otro fallo que los dispositivos con Android® Wear no cometen es aplicar los mismos prejuicios y consideraciones de los moviles a los wearables. Es decir, no parten de las mismas premisas y del mismo paradigma que se tienen en el planeta de los smartphones. Los creadores que trabajan con Android® Wear (influenciados por Google, obviamente), entienden a estos wearables como una plataforma totalmente nueva, y ello implica nuevas interfaces, nuevas maneras de interactuar con nuestros dispositivos y nuevas premisas que admitan concebir dispositivos que resulten realmente útiles a los visitantes en su dia a día. Ejemplo de ello es que la interfaz de Android® Wear esta claramente pensada para este tipo de dispositivos; no se hace uso de teclados, sino de la voz; no se incluyen funciones propias de un movil como llamadas… etc. Es una categoría totalmente nueva, y por ello hay que partir desde cero. Eso es exactamente lo que Google® y sus partners han hecho.

Y en relación con esto, los wearables son entendidos por Google® y por sus partners como un complemento de vuestro movil (al menos de momento), no como un sustituto de estos. Este es un fallo muy común que varias compañías han cometido al intentar introducirse en este sector, sin embargo solo Google® y Pebble, en mi opinión, han sido capaces de evitarlo hasta el momento. Y es cierto que quiza en un futuro acaben sustituyendo a nuestros smartphones, pero, por el momento, ese no es el acceso correcto, equivalente que cuando los moviles empezaron hace varios años, tampoco era el acceso correcto intentar sustituir por completo a los ordenadores, pese a que poco a poco lo han ido logrando. Paso a paso.

Android Wear

Android Wear también soluciona un dilema que varios de sus predecesores en esta empresa no lograban solucionar. Ese dilema se resume en “¿Y esto para qué?”. Esa es la pregunta que los visitantes se hacían cada vez que veían un smartwatch nuevo. Lo veían atrayente y cool, sin embargo muy pocos se atrevían a comprar uno, pues apenas veían aplicación en su dia a día. Android® Wear, por suerte, sí cuenta con funciones que resultan útiles. No se limita a presentarnos las alertas de vuestro movil como crean otros, sino que intenta ser una extensión de vuestro movil que vaya mucho mas allá. Nuevamente, esto es algo que solo Pebble había conseguido entender hasta el momento, y había sido uno de los factores que, hasta ahora, le habían situado por delante de la competencia.

Parte de esas funciones útiles que integra Android® Wear están relacionadas con los beneficios de Google. Y es que, al ser un producto construido por la compañia de Mountain View, la incorporación con estos es fundamentalmente buena. Y esto, sin lugar a dudas, es un gran precio diferencial. Por ejemplo, la sincronización con Google® Now, el cual ahora resulta mucho mas util que antes al estar presente en nuestra muñeca. Algo parecido logramos mencionar de Google® Maps, que cobra una nueva resolución al llegar a la muñeca. Y este tipo de cosas, por suerte o por desgracia, solo son potenciales en el ecosistema de Google® –con el permiso de Apple® y su futuro iWatch.

Android wear

Por último, hallamos 3 puntos que también ayudarán al despegue de Android® Wear como plataforma y que, pese a que puedan parecer de poca importancia, resultan claves:

  • Partners. Hacer despegar una plataforma es mucho mas sencillo con partners de 1° nivel. Google® ya cuenta con el apoyo de Samsung, HTC, LG, Motorola, Qualcomm y otras compañías del sector para inventar dispositivos con Android® Wear. Haciendo una comparación con el fútbol: puede llegar mas lejos un dispositivo de once jugadores muy compenetrados y unidos que un dispositivo en el que un gamer compite practicamente solo. Android® Wear, obviamente, es el caso de los once jugadores compenetrados y unidos; Pebble y el resto de compañías del sector, representan el 2° caso. Esto ya lo hemos visto en Android® para moviles –con el permiso de Apple, quien, pese a que ha perdido el dominio, continua muy presente a pesar de pelear sola–, y es muy posible que se repita en este sector.

Solo Apple® puede eludir el dominio de Android® Wear en el comercio de los wearables

  • Precio. En estos últimos años hemos visto wearables de multiples precios. Algunos como el Pebble, que tendían por lo bajo; otros como el I’m Watch, que tendían por lo alto. Los dispositivos con Android® Wear, por suerte, parece que se están situando en una linea suficiente acertada: los 200€. Además, están empezando a surgir packs de movil + smartwatch (como el que explicamos en ALT1040 que incluye un LG® G3 y LG® G Watch en Movistar) por precios realmente interesantes, lo que potencia así la expansión de Android® Wear como plataforma. Asimismo, ya hay creadores que han presentado su interes en anunciar productos por debajo de esa linea de precios, rondando los 100€ próximamente (véase ASUS, por ejemplo). Esto es algo que, de momento, ninguna otra compañia del sector ha conseguido –al menos no a este nivel– y que resulta clave para la expansión de la plataforma.

  • Google toma el control. A diferencia de Android® para moviles y tablets, Google® obtendrá un mayor dominio sobre Android® Wear y el software que se integra en estos dispositivos. Y dado que la visión de Google® en cuanto a software, por el momento, ha efecto ser la mas acertada (basta visualizar lo alabados que son los Nexus® y los Motorola® por incluir una version pura de Android), se puede considerar como una enorme noticia.

Obviamente no todo es perfecto en Android® Wear. Hay varios aspectos donde todavía puede optimizar –como la batería, que enfoca a ser de uno o 2 días aproximadamente–, sin embargo sin desconfianza es un excelente comienzo, pues, como he dicho antes, evita los errores que han cometido el resto de creadores hasta el instante y, además, trae consigo cosas que no habíamos visto hasta ahora. Es por esto por lo que es justo mencionar que, de momento, Google® ha tomado la delantera con Android® Wear, y, de momento, parece que solo Apple® y su futuro iWatch pueden eludir que continúe así durante los próximos años.


from ALT1040 http://ift.tt/1pCH8GQ

Canal Jano



El mejor truco del día para Android


Todo material (imágenes, texto y vídeo) para crear este artículo, pertenece a la Fuente Original que aparece arriba.

(No hemos eliminado ningún enlace original)

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario