Cómo elegir la mejor ‘tablet’ para tus necesidades

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Con todas las alternativas que hay disponibles, ¿cómo escoger la tablet que preferible se adapta a tus necesidades?

Empezando por reconocer estas últimas. Elegir un equipo siempre presenta un punto de complejidad, fundamentalmente uno tan versátil como una tablet, a caballo entre un ordenador, un equipo móvil, un lector de libros digitales (ereader) y un epaper (tablet para escribir). 

El 1° paso antes de escoger una tablets será el de analizar para qué será utilizada y, basándose en ello, detectar una serie de capacidades mínimas. No será lo mismo una tablet orientada a los juegos en la que pese mucho la calidad de la pantalla o la potencia que una orientada a la ofimática, donde la batería y la oportunidad de instalar programas afines será mas importante.

Cómo escoger el tamaño de pantalla de una tablet

Uno de los primeros filtros que se pueden efectuar son las dimensiones de la tableta. Estas no solo son fundamentales de cara a la jugabilidad; además son claves para la ofimática si servirá de apoyo para la oficina. Otros factores que hay que examinar junto al tamaño es su peso y las dimensiones máximas con las que logramos cargar en el dia a día.

Por ejemplo, si se busca una tablet con la que leer en home en el sofá, las dimensiones amplias y un mayor peso no tiene por qué resultar un problema. Leer en una Samsung Galaxy Tab S7 plus de 12,4 pulgadas resulta muy cómodo porque la pantalla casi tiene el tamaño de un folio (28,5 por 18,5 centímetros). Es perfecta para lectura de PDF en una silla.

En cambio, para ir en metro o cualquier transporte público es factible que se prefiera una Samsung Tab S6 Lite, de 10,4 pulgadas (24,4 por 15,4 centímetros); mucho mas manejable y con menos de 100 gramos de peso respecto a la anterior. Conocer de antemano el uso admitirá poder escoger el tamaño óptimo.

En otro ejemplo vinculado con el tamaño de la pantalla, interesará que esta sea ‘grande’ (más de doce pulgadas) para personas con problemas de vista que requieran iconos y textos grandes; o simplemente jugadores interesados en gozar de todos los gráficos de un videojuego. Y, por el contrario, las pantallas pequeñas ayudan a la comodidad del transporte.

Cómo escoger la calidad de pantalla de una tablet

1044p, HD, HD+, IPS, LED, AMOLED, 300 ppi… El numero de especificaciones de la pantalla es una larga serie de conceptos a menudo demasiado tecnicos para el cliente medio. ¿Cuál interesa? Veamos un par de definiciones básicas.

  • Píxeles de alto y ancho. Medidos habitualmente como la multiplicación de dos números, como los 1920*1200 de la Lenovo Smart Tab M10 FHD Plus, indican el numero de píxeles en el largo y ancho. Ahora, ¿cuántos píxeles son suficientes? Una prueba atrayente que se puede crear es convertir los píxeles de vídeos como el de abajo en ‘Configuración’ (la rueda dentada), tomando nota de la calidad mínima a la cual se esta dispuesto a quedarse.

  • HD, Full HD, QHD, UHD 4K, etc. Estas denominaciones suelen crear referencia a los píxeles, por lo que no suele ser un indicativo atrayente si ya se ha elegido en el paso anterior. Algunos ejemplos son los que siguen.

Una vez elegido el tamaño mínimo, toca el tipo de pantalla. Es muy significativo destacar como el cliente medio posiblemente no note la diferencia de uso entre estas tecnologías, sin embargo sí lo haga un cliente enfocado a un entorno muy específico (por ejemplo, jugar a juegos de alta calidad durante horas).

  • LCD. Es uno de los paneles suficiente frecuentes en pantallas de dispositivos portatiles y destacan por ser muy rápidas. Por orden de generaciones están las LCD TFT, LCD IGZO TFT, SuperLCD y LCD IPS (llamados retina). Cada uno presenta mejorías de buenos niveles de brillo o consumo moderado.
  • OLED. Es ideal para brindar negros puros con alto brillo y contraste. Además, consume poca energía con respecto a otras pantallas. La pega es que la dimensión puede ser baja y se degradan antes que las LCD.
  • AMOLED. Mejoran ligeramente la tecnología OLED, aportando mayor claridad, contraste y nivel de brillo.
  • Super AMOLED. Son capaces de aportar más densidad de píxeles, muy util si se usa la tablets para escribir o dibujar.

Cómo escoger el procesador de una tablet

Un 3° punto significativo es dar con el procesador adecuado, medido generalmente en gigabytes (GB) de RAM y rapidez del mismo. Por descontado, existen diferencias fundamentales entre marcas de procesadores y generaciones.

Aunque resulte simplista, a mayores rapidez de procesador y RAM, mas veloz podrá ejecutar actividades la tablet. La pregunta es: ¿para qué programas o procesos hará falta una RAM muy elevada, por ejemplo, por encima de los seis GB? Videojuegos muy pesados, programas en paralelo, calculos de horas (como renderizados) y programas con alta tasa de refresco (más de 120 frames por segundo).

La totalidad de visitantes tendrán suficiente con cuatro GB de RAM y procesadores por encima de los dos GHz, como es el caso de las Lenovo Smart Tab M10 FHD Plus y la Samsung Galaxy Tab S6 Lite, mencionada previamente. Pero inclusive unas prestaciones tan moderadas pueden resultar excesivas para un cliente que solo vaya a utilizar la tablets para leer, en cuyo caso, dos GB darán el tipo.

Cómo escoger el metodo operativo de una tablet

Como cualquier otro dispositivo, las tablets incorporan distintos sistemas operativos, mayoritariamente Android e iOS, sin embargo además Windows, Linux, Chrome® OS, WebOS, Meego y varios otros. ¿Cuál es mejor? Dependerá del uso que se le dé, y aqui es significativo conocer el cosmos del usuario.

Un cliente que cuente con un computador Mac® y un equipo iPhone® posiblemente saque muchísimo mas partido a una tablet con iOS® de variedad media que a una Android® de variedad alta, debido, principalmente, a la incorporación entre sistemas. Y lo mismo ocurre con un cliente de Gmail, Google® Drive o Documentos de Google® respecto a Android.

Por contra, si alguien esta excepcionalmente acostumbrado a trabajar con Windows y tiene todo su cosmos en OneDrive, usa Teams y su cuenta de correo es de Microsoft® (@hotmail y @outlook), entonces verá un mayor aliado en una tablets Microsoft.

Ahora, ¿qué ocurre si lo anterior suena a chino? Entonces posiblemente cualquier metodo operativo resulte apto. Algunas de las mejorías de los tres mas enormes son:

  • Android. La mayor bazar de aplicaciones que existe, a menudo de forma gratuita. Eso sí, su alto numero de visitantes hace que los ciberdelincuentes suelan desear combatir este sistema. Mejor disfrutarlo actualizado.
  • iOS. Un metodo suficiente cerrado en cuanto a configuración y personalización, combinado con varias menos programas y varias de pago. Sin embargo, señala por un servicio posventa excelente y mayores garantías de seguridad.
  • Windows. Tienda de programas moderada sin embargo con gran incorporación con casi cualquier sistema. Muy estandarizado, se centra en el cliente de PC. Los parches de protección son altamente frecuentes en Windows diez y es muy fluido.

Elegir tablets con periféricos o sin ellos

Algunos usos de las tablets dirigidas a la ofimática implican el uso de periféricos como ratón o teclado. Aunque estos suelen incorporarse como componentes externos, en el comercio hay packs en el que los propios creadores incorporan un teclado, un ratón, un lápiz, etc., altamente compatibles con la tablet en cuestión.

Es el caso, por ejemplo, de la tablets Microsoft Surface Go 2, pensada para un uso parecido al de un ordenador, de ofimática portátil. Estos dispositivos presentan mejorías con respecto a los computadores portatiles porque son mas versátiles, introducido la totalidad de ultrabooks como los Chromebook.

El fundamento es que pueden utilizar periféricos, sin embargo estos pueden ser retirados o desconectados. De modo que las tablets con periféricos están pensadas para un tipo de cliente mas flexible, con necesidades menos específicas y mas fluido, a caballo entre una tablets y un computador portátil.

Cómo escoger la memoria de una tablet

Las tablets suelen tener memorias de archivamiento que van de los 32 GB a los 516 GB, pasando por los 64 GB, los 128 GB y los 256 GB. Lo cierto es que hace unos años resultaba imprescindible en una tablets (y en cualquier otro dispositivo) la oportunidad de contar con una altísima capacidad de memoria física, sin embargo este factor ha ido perdiendo peso gracias a soluciones en la nube.

Para resolver si se necesita o no mucha capacidad en la tablet (digamos, por encima de 64 GB), es significativo preguntarse dos puntos:

  1. ¿Se trabaja con archivos muy pesados, tales como vídeos, música, fotografía, edición, renderizado o presentaciones densas? De ser así, es factible que se necesite mucho espacio en disco. De lo contrario, 32 GB o 64 GB serán mas que suficientes.
  2. ¿Se dispondrá de conexión a wifi, 4G o 5G de forma frecuente? Si la respuesta es positiva, existen respuestas de reproducción de protección que permitirán disponer de tanto espacio en la nube como sea necesario, pudiendo inclusive trabajar practicamente sin memoria física.

Cómo escoger la batería de una tablet

La batería es una de las alternativas mas complicadas a la hora de escoger una tableta, y es que su tamaño (medido en mAh o miliamperios hora) solo es notable en relación con el consumo del dispositivo. Dos dispositivos con equivalente batería y de la misma marca, por ejemplo, los ejemplos Galaxy Tab S6 Lite y Galaxy Tab A7 10.4, entrambos de Samsung® y con 7040 mAh, tendrán autonomías diferentes.

La autonomía es el tiempo de duración de la batería con una sola carga, algo que depende del consumo medio del equipo sin embargo además de su uso. Teniendo esto en cuenta, ¿cuántos mAh son adecuados para una tablet, de forma aproximada? Si se busca para tareas livianas (leer) y una duración media (unas 8 horas), inclusive los 3000 mAh frecuentes en los smartphones serán suficientes.

Sin embargo, el grueso de los visitantes de tablets crean un uso mas intenso de estos dispositivos: visionado de vídeos, descarga de archivos, uso de programas ‘pesadas’ como chat y videollamadas, jugar a videojuegos, etc. Para este tipo de usos es preferible contar con baterías de mas de 7000 mAh, fundamentalmente si la pantalla es grande. Cuando mas enorme sea, mas consumo habrá.

Por ejemplo, la tablet Alcatel 1T diez 2020 Wifi, con una pantalla de 10,1 pulgadas, una dimensión de pantalla moderada (1280*800 píxeles), un procesador con 1,3 GHz y dos GB de RAM puede parecer poca cosa con 4000 mAh, pese a que resulta un fantástico libro electrónico o tablets de consulta.

Al otro lado del espectro están dispositivos como la Galaxy Tab S7 plus 5G. Con 12,4 pulgadas, una dimensión de 1752 x 2800 píxeles y un procesador de seis GB a 3,09 GHz, necesita de una batería de 10000 mAh para lograr una autonomía parecido a la tablet anterior debido a que tiene un consumo mucho mas elevado. También una funcionalidad mayor.

Una vez se tienen claros todos estos parámetros —muchos de los cuales pueden no ser notables para algunos usuarios— ya es factible acudir a una bazar con una serie mínima de especificaciones con la que crear filtrados. Así, si se tiene claro que la pantalla ha de tener un numero mínimo de píxeles o la batería un numero mínimo de mAh, será sencillo escoger dispositivos por descarte.

Imágenes | iStock/nd3000, Tienda de Orange

La entrada Cómo escoger la preferible ‘tablet’ para tus necesidades se publicó 1° en El blogger de Orange.

El blogger de Orange



El mejor truco del día para Android


Todo material (imágenes, texto y vídeo) para crear este artículo, pertenece a la Fuente Original que aparece arriba.

(No hemos eliminado ningún enlace original)

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario