Así es como la infoxicación ha mermado tu capacidad de atención

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

infoxicacion problemas de atencion attention spaninfoxicacion problemas de atencion attention span

¿Has notado que las noticias sobre el coronavirus aparecen a saturar? Es normal, estás sufriendo infoxicación, un neologismo que combina información e intoxicación. Lo cierto es que el nivel de estímulos sensitivos a los que estamos expuestos lleva creciendo milenios. Alguien de hace un siglo recibía mucha menos información que tú.

infoxicacion problemas de atencion attention span

Pero en los últimos años ha superado nuestra capacidad, la llamada attention span o intervalo de atención. Mucho antes de la COVID-19 otros temas (políticos, sociales, económicos, etc.) ya saturaban la interes mediática. Y cuando se habla de un tema de forma permanente y reiterativa, como esta ocurriendo, vuestro cerebro se satura y pierde interés.

Nuestra capacidad de interes es limitada

El multitasking estricto no existe. Una persona solo puede concentrarse en una tarea, a menos que se combinen 2 con bajos requerimientos, como caminar y hablar. Cuando tratamos de efectuar 2 actividades complejas, el efecto suele ser que ninguna de las 2 sale adelante. Además de este límite, además existe uno temporal: no logramos sostener la interes durante mucho tiempo.

Un repaso realizado en Canadá en 2015 demostró que durante el siglo XXI hemos perdido 4 segundos de interes en vuestro citado intervalo. Si durante el siglo XX éramos capaces de centrarnos en una labor durante doce segundos, con el cambio de siglo hemos bajado a ocho segundos.

Hablamos, por supuesto, de la alta concentración en una tarea. De poner foco. En tiempos de coronavirus, con una sobresaturación de información siempre con el mismo tema, sostener este foco es realmente complicado. Incluso cuando buscamos activamente información.

Ya tiene usted su ración de dopamina

Este foco es muy util a nivel biológico cuando uno vive en la sabana o en la jungla. Prestar interes a ruidos de predadores actúa como disparador para salir corriendo o defenderse. Por eso vuestro cerebro recibe una dosis de dopamina cuando nos centramos en una novedad, como un videojuego.

El dilema es que estamos biológicamente programados para perder interés una vez esto ocurre. Desde este punto de vista vuestro cerebro piensa “vale, ya tengo mi dosis de dopamina, he debido de lidiar de forma correcta con la amenaza, toca descansar”. Por eso en la actualidad es complicado que algo sorprenda.

Si no es una novedad, vuestro cerebro la ignora

Cuando durante un tiempo recibimos una enorme suma de estímulos de alta intensidad, vuestro cerebro desconecta y ni los ve. Se vuelve insensible a ellos. Pensemos en el caso de los avisos por la calle. Su presencia ha ampliado tanto que directamente los obviamos. Nuestra capacidad de interes se ve desbordada, y no somos capaces de poner el foco sobre ellos.

No es que no queramos prestarles atención, es que vuestro cerebro desconecta su procesamiento. Ocurre lo mismo en una sala abarrotada de masa hablando, donde es difícil, si no imposible, continuar las conversaciones, o con una novedad traumática. La 1ª vez que vemos la novedad nos preocupamos mucho. La segunda, un poco menos. Llega un instante en que cambiamos de canal.

La infoxicación reduce nuestra capacidad de concentrarnos en un tema

Si mantenemos altos niveles de presentación a un enorme numero de estímulos, como ocurre en la actualidad con los distintos canales virtuales, el attention span se reduce todavía mas y mas rápido. Especialmente en monotemas o en temas recurrentes como en el caso de la COVID-19.

Llamamos a esto infoxicación, y ocurre inclusive con temas notables que nos interesan, como “reduce, reutiliza, recicla”. Pensemos en el medioambiente y en su preservación. Durante un tiempo fue una novedad que nos diesen pautas basicas para disminuir nuestra huella ecológica (reduce, reutiliza, recicla), sin embargo ocurre que si nos lo recuerdan una o 2 veces al dia (reduce, reutiliza, recicla), vuestro cerebro desconecta y no las escucha (reduce, reutiliza, recicla).

Es poco posible que hayas leído el paréntesis anterior entero. No es que la sobreexposición a temas ambientales nos haga menos responsables, del mismo modo que no vamos a dejar de lavarnos las manos porque nos lo recuerden cada escasas horas que el jabón ayuda a deshacerse del coronavirus, sin embargo sí ocurre que el cerebro se satura y deja de funcionar segun qué señales.

Cuanto mas veces se repite un mismo mensaje, mas sencillamente pasa a formar “ruido de fondo”, como cuando dejamos de oir sonidos en home para acostumbrarnos a ellos. Ese crujido tan enojado los primeros días desaparece tras unas noches. Es el fundamento por el que la demografía de zonas en guerra puede dormir inclusive pese a los bombardeos. Están saturados de esa señal auditiva.

Vivimos infoxicados y somos menos brillantes

Todo esto tiene un coste. Que algo sea normal no significa que sea bueno. Y que nuestra capacidad de interes se haya visto reducida de doce a ocho segundos en unas décadas no es algo por lo que obtener pecho. El numero de estímulos a los que estamos expuestos (televisión, alarmas de móvil, mensajes emergentes de todo tipo…) es tan alto que vuestro cerebro no maneja bien sus recursos.

Ocurre como con el spam y los ataques DDoS: si enviamos mucho spam a una misma web, se colapsa y nadie puede entrar a ella. Si saturamos vuestro cerebro con infoxicación permanente del coronavirus, somos incapaces de entrar a características ‘más elevadas’, como la concentración en otros temas. Se sabe que los cerebros cansados tienen problemas de memoria e imaginación.

La buena novedad es que desconectar es sencillo. La mala es que no es fácil. Lo estamos viendo con el coronavirus, donde nuestra capacidad de interes pelea contra vuestro interes por estar informados. Aunque entendemos que bastaría con encender el televisor una vez al día, pasamos horas delante.

La infoxicación hace que nuestra capacidad de concentración se vea disminuida, sin embargo es que además somos menos innovadores y vemos mermada la memoria. Nuestro cerebro necesita un descanso, y de tanto en tanto merece la pena apagar los dispositivos y dedicar un par de horas a mirar por la ventana.

Por Marcos Martínez

Imágenes | iStock

The post(noticia) Así es como la infoxicación ha mermado tu capacidad de atención appeared first on El blogger de Orange.

El blogger de Orange



El mejor truco del día para Android


Todo material (imágenes, texto y vídeo) para crear este artículo, pertenece a la Fuente Original que aparece arriba.

(No hemos eliminado ningún enlace original)

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario